Justicia para Lilian y María del Carmen

El pasado miércoles 02 de septiembre en el Paraguay, un continente de las “Fuerzas de Tareas Conjuntas” – FTC y el gobierno terrorista de Abdó Benítez, informaron y se mofaron de haber atacado un campamento guerrillero del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), con esto habrían dado de baja a dos jóvenes guerrilleras de 15 y 18 años, y dado un golpe al “terrorismo” en el Paraguay. No tuvieron ningún problema en acusar al EPP de reclutar niño/as y a través de los medios de comunicación concentrados a su favor, dar a conocer los cuerpos ensangrentados de las jóvenes con uniformes militares.

Lo que no dijeron es que las ropas no correspondían ni a las niñas, tampoco que el uniforme era nuevo y menos aún que no corresponde al utilizado por las fuerzas insurgentes del EPP. Mucho menos dijeron que las jóvenes de 15 y 18 años en realidad tenían solo 11 años y correspondía a dos hijas de combatientes del EPP y sobrinas de Carmen Villalba, prisionera política epepista en las mazmorras del Estado paraguayo.

 Lilian y María del Carmen Villalba, eran de nacionalidad Argentina, viviendo allí desde pequeñas. Querían ejercer su derecho a la identidad y a su historia. Conocer a sus padres guerrilleros. La pandemia no les permitió devolverse en el tiempo indicado hacia la argentina y fueron asesinados por la FTC y el gobierno de turno, quienes utilizaron todos los medios posibles para desinforma y tapar su horrendo asesinato.

Antes de investigar lo acontecido sus cuerpos fueron inhumados, desviando la atención con pruebas falsas. El supuesto campamento guerrillero jamás existió o al menos no se conoce antecedentes de adultos caídos en combate.  Es conocía la forma en que los dueños del poder y la riqueza durante años y en los tiempos más oscuros de las dictaduras del Conosur, utilizaban a lo/as niño/as para amedrentar y quebrar a sus padres y/o madres luchadore/as. Pues el gobierno paraguayo y su ejército, no ha escatimado en acusar la presencia de una suerte de “guardería” en la Argentina, de hijos e hijas de combatientes, lo cual ha movilizado a la Cancillería de dicho país a pedir explicaciones por el asesinato de dos niñas de ciudadanía Argentina, aunque la inhumanidad del gobierno y sus militares, desde primeras horas del vil asesinato solo se jactó de la acción de la FTC. El supuesto enfrentamiento que acusa el gobierno de Mario Abdo Benítez es una falsedad y los intentos por acusa al EPP para justificarse, son solo una demostración de su cobardía.

La gremial de abogadas y abogados de Argentina, quienes hace un tiempo vienen desarrollando un trabajo militante y de defensa a lo/as que lucha, estarían llevando acciones para aclarar y hacer justicia por Lilian y María del Carmen, una de ellas es la presentación del caso frente al Comité de los Derechos del niño/a de la ONU y un Habeus Corpus a favor de la familia de las niñas, en particular de sus madres y abuelas, iniciando una lucha política- jurídica que ha estado acompaña de diversas acciones desplegadas por organizaciones política y populares de Argentina y Paraguay.

El rol de los medios paraguayos ha sido igual que en los tiempos de Strossner, Pinochet y Videla, poniendo al servicio de montajes para desinformar y justificar el asesinato. Es deber de los medios comunicaciones populares, disputar y decir la verdad de lo acontecido.

Desde esta trinchera comunicacional estaremos acompañando y visibilizando el caso, por la verdad y la Justicia para Lilian y María.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *