BOLIVIA: ANÁLISIS DE LAS ELECCIONES GENERALES

La Paz, lunes 19 de octubre de 2020

Por, Alex Chamán Portugal

El día de ayer domingo 18, en un clima de mucha expectativa y esperanza popular, se efectuaron las Elecciones Generales en Bolivia en las que se eligió al presidente, vicepresidente y asambleístas para la Cámara de Senadores y Diputados.

Desde las 20.00 horas la población boliviana estuvo muy atenta a los medios masivos de información quienes difundirían los resultados de Boca de Urna por parte de las dos únicas empresas autorizadas: “CIESMORI” y “Tu Voto Cuenta”. Por cuestiones estrictamente normativas y técnicas del Órgano Electoral Plurinacional (OEP), a través de su presidente, aseveró que la ciudadanía deberá tener paciencia con la difusión de los resultados electorales, puesto que recién se estaba trabajando el computo oficial con la llegada de las actas y su respectivo procesamiento.

El retraso por varias horas, ante la no difusión de los resultados, que hacen al conteo rápido comenzó a generar preocupación, desconfianza y susceptibilidad, más aún cuando se estuvo comentando de “ciertas maniobras” que podrían desembocar en fraude.

¿Cuáles son los resultados electorales del conteo rápido, no oficiales?

Según la principal encuestadora “Tu Voto Cuenta” el Movimiento Al Socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP) liderizado por Luis Arce Catacora, cuenta con el 53%; seguido por Comunidad Ciudadana (CC) a la cabeza de Carlos Mesa Gisbert, cuenta con 30.8%; y en tercer lugar CREEMOS, representada por Luis Fernando Camacho, cuenta con 14.1%.

Por su parte la otra empresa encuestadora “CIESMORI” difundió resultados de Boca de Urna muy similares a los de “Tu Voto Cuenta”. No solo la presidente neoliberal de facto habría reconocido la inobjetable victoria, en primera vuelta, del MAS – IPSP, sino también lo hicieron muchas otras autoridades, analistas y candidatos. A nivel internacional varias organizaciones y personalidades también saludaron la realización del proceso electoral, así como sus resultados provisionales.

¿Qué incidió en el contundente triunfo electoral del MAS – IPSP?

La gestión del gobierno interino fue desastrosa económica y políticamente, ya que no solo viabilizó medidas económicas antinacionales y antipopulares, sino que prontamente se acercó a organismos financieros internacionales proimperialistas como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), así como a la repudiada Organización de Estados Americanos (OEA). Políticamente expulsó ignominiosamente a los médicos cubanos y rompiendo unilateralmente relaciones diplomáticas con pueblos hermanos como Cuba y Venezuela, y cerrando las Embajadas en Nicaragua e Irán bajo el pretexto de “política de austeridad”. Además, maquinó una serie de acciones, subordinándose al decadente imperialismo Yanqui y su engendro Estado sionista y genocida, Israel. En las últimas dos semanas, los ultrarreaccionarios ministros de Gobierno (maneja el aparato represivo del Estado) y de Economía “visitaron la casa blanca”, dejando en claro una política de sumisión y complot contra la patria y el pueblo. No está demás señalar que en este breve tiempo se intensificó la criminalización de la protesta popular, la persecución política contra luchadores sociales, las políticas represivas ante la lucha popular, la corrupción alcanzó niveles exorbitantes, se golpeó el derecho a la educación al clausurar irresponsablemente la gestión escolar, etc.

El neogolpismo concretado el pasado año fue planificado por los sectores más reaccionarios y conservadores del país y contó con la anuencia de la OEA, del imperialismo Yanqui y otros enemigos de los pueblos latinoamericanos.

La crisis económica, social y política fue recrudecida con los efectos generados por el COVID19, y ante la incapacidad gubernamental la situación se agudizó generando preocupación y repudio por parte de las masas populares hacedoras de la historia.

Bolivia ha sido el único país del planeta que desenvolvió una serie de formas de lucha organizadas en plena pandemia, las mismas fueron en defensa de la educación pública, fiscal y gratuita, en defensa de la concreción de las Elecciones Generales que acaban de concretarse. De no haber sido por la lucha popular no se hubiera realizado las elecciones demoliberales, así como se habrían golpeado derechos fundamentales del pueblo.

El triunfo del MAS – IPSP es una valiosa victoria del pueblo boliviano, especialmente si consideramos el contexto en que los pueblos latinoamericanos luchan contra el modo de producción capitalista en descomposición y su perverso modelo neoliberal que no solo ha destruido la soberanía de nuestras naciones, sino también los derechos fundamentales de nuestros pueblos y conculcado importantes libertades. Pueblos hermanos como Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Paraguay, Perú, etc., que luchan denodadamente contra sus gobiernos del turno que se han convertido en sus verdugos, que además de aplicar su terrorismo de Estado responden fielmente a los intereses más miserables de las clases dominantes (explotadoras y opresoras) subordinadas enteramente a las políticas del imperialismo yanqui, enemigo principal de los pueblos del mundo.

El MAS – IPSP una vez más tiene el respaldo del pueblo boliviano lo cual en la adversa coyuntura es bueno, por lo que sería óptimo que viabilice políticas nacionalistas, populares, democráticas, progresistas y antiimperialistas. ¡Más no se le puede pedir!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *