01 DE ENERO: A RETOMAR LA LUCHA EN LAS CALLES Y EL PROTAGONISMO POPULAR EN LA ORGANIZACIÓN

En este 01 de enero, saludamos el inicio de la revolución cubana de 1959 y el alzamiento zapatista en el EZLN el 01 de enero de 1994, dos expresiones insurreccionales fundamentales para la historia de los pueblos que se organizan y luchan en Nuestramérica.

EL PROTAGONISMO POPULAR EN LA REVOLUCIÓN CUBANA

El Movimiento 26 de Julio y el Ejército Rebelde – según lo expresado por el Che- entre algunas de sus principales aportaciones al campo popular fueron: demostrar que “las fuerzas populares pueden ganar una guerra contra el ejército” profesional, utilizar la violencia política revolucionaria como respuesta defensiva y ofensiva contra las fuerzas político – militares de la burguesía y el imperialismo, legitimando el derecho a la rebelión de los pueblos frente a cualquier opresión, a la vez que reinstalando el tema de la violencia y el poder como cuestiones fundamentales para la liberación popular, demostrar que las fuerzas populares cuando se organizan y se disponen a la lucha con fe en la victoria pueden ir creando todas las condiciones para la revolución.

Para Guevara la revolución cubana tiene un aporte importante contra la actitud quietista de los partidos políticos tradicionales de la izquierda latinoamericana, permitiendo a los pueblos pobres de América Latina iniciar un proceso de protagonismo político y organizativo autónomo y antagónico a la institucionalidad burguesa: “Al trabajo de las masas campesinas, a las que hemos unido sin distinción de banderas en la lucha por la posesión de la tierra, agregamos hoy la exposición de reivindicaciones obreras que unen a la masa proletaria bajo una sola bandera de lucha, el Frente Obrero Nacional Unificado (F.O.N.U.), con una sola meta táctica cercana: la huelga general revolucionaria”[1] la revolución cubana fue el impulso necesario para iniciar un ciclo de lucha frontal popular y la búsqueda de un proyecto político revolucionario de carácter socialista y dirigido por el pueblo trabajador.

EL EZLN COMO REVITALIZADOR DE LA FUERZA TRANSFORMADORA

La salida a la luz pública  del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) el 01 de enero de 1994 – luego de años de acumulación política, orgánica y militar – generó un efecto revitalizador para lo/as revolucionario/as de la América de los 90’, particularmente en el período de la caída del muro de Berlín, la crisis ideológica que se desató al interior de las izquierdas, la traición y la delación de alguno/as en pos de la integración al relato neoliberal y la renuncia abierta al socialismo y las ideas y prácticas transformadoras. El EZLN al igual que la revolución cubana, vino no solo a romper la derrota política y militar de los pueblos, sino también a innovar en las formas de organizarnos lxs pobres de América.

Cuando el gobierno mexicano apostaba por el Tratado de libre comercio de América del Norte (TLCAN – NAFTA) con países como Canadá y Estados Unidos, el EZLN daba continuidad a la rebeldía de los pueblos indígenas que se negaron a la celebración de los 500 años de opresión moderna capitalista encubierto en la idea del “encuentro de dos mundos”, resistencia indígena expresada en todo un ciclo de luchas en Ecuador con la CONAIE, en Bolivia con el Ejército Guerrillero Tupak Katari (EGTK) entre otros, el zapatismo venía para quedarse y construir autonomía en plena Selva Lacandona e incidir políticamente sobre una nueva generación de rebeldes y revolucionarios.

A CONTINUAR LA LUCHA ESTE 2021

El 2020 ya pasado no nos fue fácil a la hora de retomar las calles y la movilización, las principales organizaciones que surgieron al calor de la lucha de la revuelta como las asambleas debieron transformarse en bastiones de resistencia, solidaridad y apoyo mutuo en plena pandemia, todo lo que hacíamos antes en el plano de la organización popular, con Octubre 2019 y la lucha por la vida, se han visto transformadas y nosotros/as ya no somos lxs mismxs, tenemos aprendizajes a flor de piel en nuestros cuerpos e ideas, una cantidad de compañeras y compañeros asesinados por este gobierno criminal y una cantidad importante de prisionerxs políticxs que a 24 años de aquel “Vuelo justiciero” debemos luchar por su pronta libertad.

Las principales contradicciones del período están abiertas… ya estamos encontrando los atajos que nos permitan avanzar en las grandes transformaciones necesarias y urgentes, porque ni el Piñera, ni la clase política espuria que con calculadora en mano va apostando por una elección más o una elección menos… al igual que los cubanos de los 60’ y el zapatismo rebelde de los 90’:

SOLO UNA FUERZA POPULAR ORGANIZADA Y EN LUCHA PONDRÁ LA DIGNIDAD DE ESTE PUEBLO TAN ALTA COMO LA CORDILLERA DE LOS ANDES.

POR UN 2021 DE LUCHA Y ORGANIZACIÓN POPULAR

 

[1] Lo que aprendimos y lo que enseñamos – Ernesto Guervara en : https://www.marxists.org/espanol/guevara/59-apren.htm

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *